Con la temporada estival a la vuelta de la esquina (¡qué ganas teníamos de que llegara!) es momento de empezar con los preparativos para la puesta a punto y reformas necesarias para un correcto funcionamiento y mantenimiento de nuestras piscinas. Más que nunca, este año nos merecemos disfrutar (de forma responsable) de estos pequeños placeres, ¡por lo que te recomendamos comenzar cuanto antes!

Dentro de esta puesta a punto, ¿te planteas la opción de conseguir un consumo más eficiente de tu piscina? Si es así, te recomendamos la instalación de un clorador salino y te contamos a continuación qué es, cómo funciona y, sobre todo, cuáles son sus ventajas frente a otros sistemas de desinfección a base de cloro tradicional.

¿QUÉ ES LA CLORACIÓN SALINA?

La cloración salina, también llamada electrólisis salina, es una alternativa al cloro tradicional y consiste en un sistema que permite la esterilización y desinfección del agua mediante una disolución natural de sal (cloruro sódico), reduciendo significativamente la presencia de químicos en el agua de nuestra piscina.

¿CÓMO FUNCIONA UN CLORADOR SALINO?

Este sistema se integra en los filtros, donde se produce el proceso de electrólisis mediante el cual se separan las diferentes sustancias existentes en el agua y, a través de la acción germicida de esta cloración natural se eliminan las bacterias y demás sustancias nocivas (algas, moho, hongos, etc.).

Para su correcto funcionamiento se diluye una cantidad de sal determinada dentro del agua. Ésta, ligeramente salada, pasa a través de los electrodos, unas láminas de titanio dentro del sistema de depuración, convirtiéndose en un desinfectante natural.

Tras el proceso de desinfección y tratamiento del agua, ese desinfectante se reconvierte en sal, volviendo de esta forma a comenzar el ciclo sin apenas pérdidas de agua.

VENTAJAS DE LA CLORACIÓN SALINA

Una de las principales ventajas de optar por un sistema de cloración salina frente a la desinfección mediante cloro tradicional es el hecho de que las sustancias necesarias son básicamente agua y sal, sin necesidad de utilizar otro tipo de elementos contaminantes.

  • Mejor para el Medio Ambiente ya que se utilizan elementos naturales no contaminantes y reutilizables: agua y sal.
  • Mejor para nuestra salud, ya que evita la irritación ocular y trastornos en la piel gracias a que el sistema está diseñado para que la concentración de sal sea similar a la del cuerpo humano.
  • Menos manipulación de producto químico. Un sistema de cloración salina supone reducir el contacto con productos químicos, que son perjudiciales para la salud, así como el acopio en sala de maquinas generando vapores, oxidación de elementos de sala de maquina y corrosión de maquinaria, etc.

En resumen, un CLORADOR SALINO es más eficiente, más respetuoso con el medio ambiente, y más beneficioso para la salud, además de proporcionar una mayor calidad estética del agua.

¿YA TE HAS DECIDIDO POR INSTALAR UN CLORADOR SALINO EN TU PISCINA? ¡TE AYUDAMOS!

Conociendo las ventajas del CLORADOR SALINO frente a otras opciones de desinfección química, estamos seguros de que quieres optar por este sistema para aprovechar al máximo y de la forma más eficiente tu piscina. Para asegurar tu inversión y el correcto funcionamiento del sistema, así como conseguir la máxima eficiencia del mismo, te recomendamos contar siempre con instaladores profesionales y autorizados que ofrezcan garantías y una respuesta rápida y eficaz. En Meryva contamos con los mejores productos de fabricantes autorizados, la mejor formación y el mejor equipo técnico para que no tengas que preocuparte por nada, ¡tan solo de disfrutar de tu piscina!

Translate »