Un sistema de riego es un conjunto de elementos que interactúan para distribuir de forma eficiente el agua. A día de hoy, existen diferentes tipos de riego para diferentes tipos de superficies: huertos, césped, macetas, jardines, etc. Además, gracias al avance de la tecnología, han aparecido nuevas opciones cada vez más interesantes. 

Dependiendo de la época, se deben realizar los riegos en un momento u en otro. Por ejemplo, en invierno tan solo se recomiendan riesgos de apoyo o de mantenimiento cada 20-25 días en caso de que la lluvia no sea suficiente o haya necesidad. Sin embargo, en verano, el riego debe ser diario. 

Aquí te mostramos cómo realizar la puesta a punto de tu sistema de riego y te explicamos de forma muy fácil qué son los grupos de presión y los equipos de bombas. 

Revisión de sistemas de riego

La revisión completa de los sistemas de riego se suele realizar antes de que comience la temporada de primavera-verano. Esta revisión es fundamental para que el sistema de riego esté listo y funcione de forma correcta y acorde a las necesidades de tu jardín una vez que llega la época de calor. 

Realizar una revisión del sistema de riego completa para evitar sorpresas desagradables requiere la ayuda de profesionales. Sin embargo, puedes llevar a cabo una revisión más rápida y sencilla siguiendo estos pasos:

  • Revisa el estado de la válvula maestra. Esta es la válvula automática que controla el paso del agua y que se localiza en el punto donde el sistema de riego se conecta con el suministro de agua. 
  • Limpia el filtro general y todos los demás filtros existentes.
  • Pon a funcionar los aspersores y difusores durante algunos minutos y comprueba que funcionan bien y que aplican el agua de forma correcta donde es necesario. Aquí puedes detectar si ha habido alguna rotura, si el alcance es el adecuado, si existe algún desgaste, etc. 
  • Para revisar los emisores, puedes girar la tapa de los mismos hasta extraerlos por completo de la carcasa. Fíjate bien siempre en el filtro, ya que suele ser el principal problema. Puede haber acumulado polvo, arena u otros residuos.
  • Comprueba las electroválvulas. Estas son las encargadas de regular la distribución del agua en los sistemas de riego. Para ello, debes levantar la tapa de las arquetas y poner a funcionar el riego de forma manual en cada una de las electroválvulas. Ahí podrás comprobar si existen o no fugas de agua. 
  • Comprueba el programador y los programas de riego. Limpia el programador y fíjate si debes cambiar la pila o la batería de respaldo que normalmente lleva. Por norma general, esta pila o batería se sustituye cada seis meses, porque en el caso de que se agote, puede provocar que el programador se reinicie y que se pierdan todos los programas de riego. 
  • Revisa la programación y ajústala. Comprueba que los programas de riego estén configurados de forma adecuada y en función de las necesidades climatológicas. 

Sistemas de riego

Grupos de presión y bombas de agua, ¿qué son y para qué sirven?

Un grupo de presión es un conjunto de elementos que se encargan de absorber líquido de una fuente y de usar la presión para distribuirla por un sistema hidráulico. Estos elementos se usan, generalmente, para regar el jardín o para aumentar la presión en lavabos, duchas e inodoros, aunque pueden tener usos diferentes. 

Para entendernos mejor, el grupo de presión nos garantiza la presión de agua necesaria en el punto de abastecimiento deseado, es decir, en el jardín, en la ducha, etc. A este respecto, nos encontramos con diferentes tipos de grupos de presión que se clasifican según su uso (doméstico para viviendas, comunitario para edificios…). 

El principal elemento de un grupo de presión es la bomba de agua. Esta bomba de agua se utiliza cuando se necesita subir la presión de agua de la que disponemos en la instalación. Se recomienda utilizar un grupo de presión cuando el caudal del agua que llega a nuestra instalación no es suficiente para su correcto funcionamiento. Por ejemplo, cuando abres el grifo y notas que la presión es muy débil, o cuando ves que los electrodomésticos tardan mucho más tiempo del normal en llenarse de agua. 

Dependiendo del tipo de instalación y de cuál sea la necesidad, se necesitará instalar un grupo de presión u otro. Para este tipo de servicios tan técnicos, lo más recomendable es asesorarse debidamente

En MERYVA podemos ayudarte con tu sistema de riego

En Meryva somos especialistas en la instalación de sistemas de riego por aspersión y goteo en todo tipo de superficies, incluso para campos deportivos: de fútbol, rugby, tenis, hipódromos, etc. Además, disponemos de una amplia gama de grupos de presión y bombas de agua, tanto para uso doméstico como para uso industrial. ¡Pregúntanos sin compromiso!

Translate »